Terapias esenias. Inspiradora de Dones. E. Numerológicos.

¡LA RECOMPENSA ES EL CAMINO! TU VIAJE A ÍTACA.

Share on facebook
Share on google
"Brilla para que con tu luz otros recuerden que también pueden brillar"
Terapias Esenias. Maria Jesús C. Inspiradora de Vida Consciente

¡La recompensa es el camino!

¡Hola de nuevo querid@ lector@!

Lo primero de todo quiero desearte mucho entusiasmo y ánimo para cualquier cosa que estés llevando a cabo en la actualidad y agradecerte que parte de tu tiempo lo estés compartiendo aquí conmigo.?

 

¡Ahora si! Mi título de hoy: «¡La recompensa es el camino!Tu viaje a Ítaca», tiene como base un precioso «poema consciente», como yo lo llamo, sobre las «supuestas» metas  que en ocasiones nos marcamos y el  como llegar a ellas de manera «EXITOSA«. ¿Te apetece la idea?…

Pues adelante!

 

¡Ah!… Lo que conviene que recuerdes por lo menos  este día  es lo siguiente:

«Si tienes mucha prisa por llegar, te pierdes el gran disfrute de tu caminar».

 

Comenzamos.?

La intención de este artículo es que al leerlo te haga pensar, sintonices contigo y decidas  si lo quieres poner en práctica. Probablemente ya lo sepas, pero la repetición es buenísima para que recordemos y creemos nuevos hábitos saludables.

 

Explico un poquito sobre el tema aunque el poema «habla» por si sólo como ahora verás.

 

Normalmente nos pasamos los días con la mente puesta en algo que queremos alcanzar, llámalo X, deseando que llegue, quejándonos por no tenerlo ya o por que «todavía está muy lejos»,  no pensando en otra cosa y haciendo lo posible, a veces hasta  lo «imposible» para lograrlo; con lo que se nos olvida lo más importante, me he permitido sintentizarlo en 4 puntos,  lo voy a relatar en segunda persona?.

 

Lo más esencial es:

1. Piensa bien si  estás llen@ de pasión y entusiasmo por ese «objetivo», de no ser así a lo mejor es momento de que te replantees si quieres seguir adelante con ello.

Lo único, y digo bien, lo único que va a hacer que llegues a donde te propones, es sentir  un gran deseo, un impulso que salga de lo más profundo de ti,  del corazón del corazón; una fuerza que no haya quien la pare…en fin creo que ya sabes a que me refiero.

 

2. Si ya tienes  claro cual es tu objetivo céntrate en el camino hasta llegar a él y disfrútalo al máximo, todo lo que puedas,  siente felicidad en ese viaje, saborea cada momento con sus más y sus menos, empápate de esa experiencia que te nutre generosamente.

¡La recompensa es el camino! Tu viaje a Ítaca merece la pena por el recorrido. Eso es lo importante, es lo que te enriquece y te convierte en mejor persona.

 

3. Si durante el trayecto cambias de objetivo no pasa nada.

Las experiencias que vas viviendo van produciendo una serie de cambios en ti, quitando capas que dejan al descubierto «tu gran tesoro», va aflorando QUIEN ERES, y puede que te sorprendas tomando rumbos diferentes o descubriendo «hermosas cualidades» dispuestas a manifestarse en todo su esplendor si confías en ti y se lo permites.

Eso es dejar que la VIDA TE VIVA, como ya he comentado alguna otra vez.

Te recomiendo leer: Vivir con excelencia. 5 claves fáciles.

 

4. Y si no tienes claro ningún objetivo y no sabes que quieres, tampoco pasa absolutamente nada. Hay solución.

Cada mañana entrégate a tu parte DIVINA que es muy  sabia, para que te guíe a lo largo del día y te indique lo mejor para ti.

Te aseguro que encontrarás algo por pequeño que sea, que te llame la atención o te guste, repara en ello y dedícale el tiempo que consideres, aunque sea poquito.  Ese momento de dedicación plena dará lugar a otros muchos, llenos de  excelentes oportunidades.

 

Bueno llegó el momento de escribirte este hermoso poema de Constantino Cavafis, gran poeta griego del siglo XX.

¡Déjate envolver por él y disfrútalo  lo máximo que puedas!

 

Ítaca

Cuando emprendas tu viaje a Ítaca 
pide que el camino sea largo, 
lleno de aventuras, lleno de experiencias. 

 

No temas a los lestrigones ni a los cíclopes 
ni al colérico Poseidón, 
seres tales jamás hallarás en tu camino, 
si tu pensar es elevado, si selecta 
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo. 

 

Ni a los lestrigones ni a los cíclopes 
ni al salvaje Poseidón encontrarás, 
si no los llevas dentro de tu alma, 
si no los yergue tu alma ante ti.

 


Pide que el camino sea largo.

 

Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.

 

Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.

 

Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

 

Ten siempre a Ítaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.

 

Mas no apresures nunca el viaje.

 

Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

 

Ítaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

 

Aunque la halles pobre, Ítaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Ítacas.

 

C. P. Cavafis. Antología poética.
Alianza Editorial, Madrid 1999.

Edición y traducción, Pedro Bádenas de la Peña

 

Conclusión

Hermoso ¿verdad?

Una aclaración. Los lestrigones en la mitología griega eran un pueblo de gigantes antropófagos que vivían en Lestrigonia, la tradición los sitúa en Sicilia oriental o en la Costa de Cerdeña.

 

Lo que nos indica muy sabiamente Cavafis y he desarrollado a lo largo del texto es lo siguiente:

«¡Querid@ lector/a, presta atención! En la vida lo que cuenta no es llegar a Ítaca, lo que cuenta es la experiencia con total consciencia que nosotros tenemos durante el viaje, dicha experiencia nos conecta con nosotros mismos, enciende nuestro fuego interno,  nos convierte en faros luminosos, en seres felices cuyo ejemplo dará lugar a que otros también lo sean».

 

¡Nada más y nada menos que por eso, merece totalmente la pena!

 

Entonces, compañer@ de travesía?, ¿cómo va a transcurrir tu viaje a Itaca a partir de hoy?…

 

Espero y deseo que esta lectura te haya inspirado y te haya sido de utilidad.

 

La persona que me ha inspirado a mí para escribir este artículo ha sido el gran profesor y escritor Nuccio Ordine.

 

El poema me lo ha proporcionado el siguiente link: pixelteca.com

 

Muchas gracias a ambos, a todos los que hacen posible que esto pueda salir en internet para muchos otr@s  y a ti  por estar ahí.

 

¡Con cariño, feliz día!?

 

Agradezco la foto de:

Rolands Varsbergs en Unsplash

Escribe aquí tu comentario😉

Desde el corazón del corazón

Hola, soy Mª Jesús Carretero- Asesora y motivadora de Vida Consciente-Inspiradora de Dones y Talentos y Terapeuta Esenia.

Te acompaño para que:
1. Recuerdes Quien Eres.
2. Vivas con entusiasmo al ejercer tus Dones y Talentos.
3. Te permitas disfrutar por fin de la FELICIDAD QUE TE MERECES.

Sígueme

Mi propósito es estar al servicio de la VIDA,  aportando   VALOR  para tu desarrollo personal, desde el corazón y con la mejor de las intenciones.

«Brilla para que con tu luz los demás recuerden que también pueden brillar». (M.J.C.C.)

Posts recientes

Tu mirada puede transformar a las personas.

¡Muy pero que muy interesante!😉